Fiscalidad de las clausulas suelo cobradas

El criterio de la Agencia Tributaria es que esa devolución no es un ingreso sujeto a gravamen y no se integrará por tanto en la base imponible del IRPF pero el contribuyente sí está obligado en cambio a actualizar, en función de esa devolución, la cuantía que se dedujo en la declaración de la renta de años anteriores por el pago de hipoteca de vivienda habitual. Así, quienes se dedujeron por la compra de su casa deberán devolver parte a Hacienda. El motivo es que la base de su deducción fue mayor que lo que debería por el efecto de la cláusula suelo.

La fórmula para devolver a Hacienda el dinero desgravado de más es a través de una declaración complementaria de la que ya se presentó en su momento, una para cada ejercicio. Es decir, si un contribuyente estuvo pagando cláusula suelo en los años 2013, 2014 y 2015, y el banco le ha compensado por cada uno de esos años , tiene que presentar una declaración complementaria por cada año.

El plazo de presentación de las declaraciones complementarias será el comprendido entre la fecha del acuerdo y la finalización del siguiente plazo de presentación de autoliquidación por este impuesto. Es obligatorio presentar estas complementarias para evitar sanciones. La Agencia Tributaria señala que esta presentación de declaración complementaria a consecuencia de lo pagado de más por la cláusula suelo no supone en ningún caso sanción ni intereses de demora ni recargo alguno por dicha presentación.

Si has optado por no cobrar esas cláusulas suelo abusivas en efectivo sino aplicar el importe a tu favor a disminuir el capital pendiente de tu préstamo hipotecario, en principio, no tendrás que presentar ninguna complementaria porque vas a deducir menos en años venideros.

Deja un comentario