Sanción por declarar datos incorrectos en Renta contenidos en el borrador

Ahora que nos encontramos en plena Campaña de la Renta 2016, recordaros que, en caso de confirmar un borrador y que, tras comprobación administrativa se proceda a su regularización y liquidación, no es procedente la imposición de sanción en tal caso pues, según los Tribunales, al confeccionar la declaración según los datos facilitados por la propia Hacienda, no existe dolo o negligencia en la actuación del contribuyente, por lo que no queda acreditada la concurrencia de culpabilidad en la actuación del administrado.

Por tanto, si fuera el caso, no admitáis estas sanciones ya que se dispone de fundamento sólido para su impugnación.

ACTUALIDAD JURÍDICA FISCAL
Mayo 2017 – mibufete.com

¿ Qué es el Lean Manufacturing o Lean management?

Es un modelo de producción cuyo fin es eliminar todas los procesos que no aporten valor al producto o servicio y, con la mejora de estos, obtener un aumento total en la productividad.

Sus principios son:

  • Hacerlo bien a la primera: cero defectos, esto se debe conseguir con la detección de los problemas y su solución en el origen.
  • Minimizando el derroche: excluyendo las actividades que no agregan valor al producto.
  • Mejora continua: teniendo como axioma el poder garantizar la calidad del producto o servicio, tratar continuamente de aumentar la productividad, y la reducción de costes.
  • Procesos “pull”: las cantidades producidas se fabrican en respuesta a la demanda (para evitar sobre-producción).
  • Flexibilidad: tener la capacidad de poder fabricar variedad de códigos de productos diferentes y en cantidades  diferentes –a petición-.
  • Construcción y gestión de una relación y colaboración a largo plazo con los proveedores, llegando a acuerdos para compartir el riesgo, los costes y la información.
  • Cambio del enfoque principal: al cliente no se le vende un producto, si no que al cliente se le aporta una solución.

Fiscalidad de las clausulas suelo cobradas

El criterio de la Agencia Tributaria es que esa devolución no es un ingreso sujeto a gravamen y no se integrará por tanto en la base imponible del IRPF pero el contribuyente sí está obligado en cambio a actualizar, en función de esa devolución, la cuantía que se dedujo en la declaración de la renta de años anteriores por el pago de hipoteca de vivienda habitual. Así, quienes se dedujeron por la compra de su casa deberán devolver parte a Hacienda. El motivo es que la base de su deducción fue mayor que lo que debería por el efecto de la cláusula suelo.

La fórmula para devolver a Hacienda el dinero desgravado de más es a través de una declaración complementaria de la que ya se presentó en su momento, una para cada ejercicio. Es decir, si un contribuyente estuvo pagando cláusula suelo en los años 2013, 2014 y 2015, y el banco le ha compensado por cada uno de esos años , tiene que presentar una declaración complementaria por cada año.

El plazo de presentación de las declaraciones complementarias será el comprendido entre la fecha del acuerdo y la finalización del siguiente plazo de presentación de autoliquidación por este impuesto. Es obligatorio presentar estas complementarias para evitar sanciones. La Agencia Tributaria señala que esta presentación de declaración complementaria a consecuencia de lo pagado de más por la cláusula suelo no supone en ningún caso sanción ni intereses de demora ni recargo alguno por dicha presentación.

Si has optado por no cobrar esas cláusulas suelo abusivas en efectivo sino aplicar el importe a tu favor a disminuir el capital pendiente de tu préstamo hipotecario, en principio, no tendrás que presentar ninguna complementaria porque vas a deducir menos en años venideros.

Cuando la caja de mi empresa refleja un importe en negativo

La caja nunca puede tener saldo negativo ( a no ser que tengamos un gnomo fabricando dinero por la noche) y, si lo tenemos, solo puede ser debido a 3 factores:

1.- Diferencias temporales, lo cual no sería un problema si se corrigen en un corto espacio de tiempo.

2.- El empresario está poniendo dinero de su bolsillo pero, si la posición deudora se dilata en el tiempo, estaríamos hablando de un préstamo y tendríamos que tratarlo como tal.

3.- No facturamos todo lo que cobramos, es decir, tenemos caja B. Normalmente Hacienda se decanta por esta tercera interpretación y podrá reclamarte el IVA, Impuesto de Sociedades, sanciones e intereses de demora.

“Ten mucho cuidado y controla el saldo de tu caja” . Si es negativo, averigua el motivo y corrígelo ya que tiene otras implicaciones a parte de las contables.

 

¿ Sociedad o empresario individual ?

Depende de varios factores: beneficios previstos, inversión inicial, número de socios, etc. No me canso de decir que cada negocio es único y lo que le va bien a uno le puede ir mal a otro.

Si tu negocio requiere una gran inversión inicial y necesitas financiación externa, seguramente te interesa constituir una sociedad, no solo por la responsabilidad de los socios, sino también por solidez ante las entidades financieras.

Si empiezas solo y no tienes que realizar una gran inversión inicial, nosotros aconsejamos empezar como empresario individual ya que la gestión es más sencilla y barata y, cuando tu negocio se consolide, podrás constituir una sociedad en cualquier momento.

Cabe señalar que se puede elegir constituir otros tipos sociedades no mercantiles ( comunidad de bienes, asociación, sociedad cooperativa) pero ya hablaremos de ellas en otra entrada..

 

Facturar sin estar dado de alta como autónomo

Circulan por internet multitud de artículos al respecto y, una cosa es clara, “ hay que estar dado de alta en Hacienda”. En la Seguridad Social, la cuestión es diferente ya que la legislación habla de “habitualidad” y, aunque nos encontramos ante una laguna normativa, los tribunales consideran que no existe esta habitualidad cuando los ingresos mensuales no superan el salario mínimo interprofesional.

Cuando la Seguridad social detecta el alta en Hacienda, te puede dar el alta en RETA (autónomo) de oficio y tendrías que demostrar tu situación para que se aplique la jurisprudencia y se reconozca tu derecho a facturar sin ser autónomo. Esto puede generar gastos jurídicos.

Un caso particular es el de los profesionales que, trabajando por cuenta ajena, sean requeridos para impartir algún curso relacionado con su profesión. Estos no tendrían que ser autónomos, no deben emitir factura del mismo y los ingresos correspondientes se declararían como rendimiento del trabajo con su correspondiente retención practicada por el pagador.

 

¿Puedo coger dinero de la caja para cobrar mi salario?

NO. El impago de las nóminas puede llevar a algún trabajador puede pensar en coger dinero de la caja de la empresa, o llevarse material o cosas de la empresa para cobrarse la deuda que tiene con él, pero se tiene que evitar por todos los medios actuar de esta forma, ya que el impago o el retraso no justifica este tipo de actuaciones que pueden suponer un despido disciplinario , sin derecho a indemnización alguna, e incluso puede ser un delito por robo.

 

¿Hasta qué día se puede pagar la nómina?

El artículo 29 del Estatuto de los Trabajadores especifica que “la liquidación y el pago del salario se harán puntual y documentalmente en la fecha y lugar convenidos o conformes a los usos y costumbres” aunque normalmente viene establecido en el Convenio Colectivo de cada sector.

Asimismo, detalla que el periodo de tiempo para efectuar dicho abono de la nómina “no podrá exceder un mes”. De hecho, el mismo artículo del Estatuto de los Trabajadores señala que el interés por el retraso en el pago del salario “será el 10% de lo adeudado”.